5 recomendaciones para papás novatos (parte 2) – Bee Bee Babies

Blog de las Madres Inteligentes

5 recomendaciones para papás novatos (parte 2)

5 recomendaciones para papás novatos (parte 2)

Este post es la segunda parte de las 5 recomendaciones para papás novatos parte 1, que podéis leer pinchando aquí

Pero quedaba muy largo para una sola entrada.

6.- ¿Y esa grasita que tiene mi bebé por su cuerpo?

Seguramente, habrás visto que tu bebé ha nacido rodeado de una grasa en su cuerpo (se llama vérnix caseosa) y cabeza y que tienes instintos de limpiarla. No lo hagas. Esta grasa la reabsorberá su piel en unos días y le ayuda a estar protegido e hidratado. 

7.- El baño

No se recomienda bañar al bebé hasta pasadas 24-48h de su nacimiento y en ningún caso frotaremos la vérnix y evitaremos que el cordón umbilical se reblandezca en el baño. 

Será más bien un remojado, y vuelta a vestir. 

Una vez que se le haya caído el cordón umbilical podéis dejarle disfrutar más del agua. A los bebés, les suele gustar mucho y les relaja. 

¿Cómo preparo el baño?

 1) busca un termómetro para  asegurarte de que el agua esta debe estar entre 35-37 grados, como la corporal. 

2) llena la bañera para que cubra su cuerpo y que su cabeza quede fuera del agua sobre tu brazo o algún elemento que sirva para apoyarle. 

3) echa un poco de jabón en el agua y con eso será suficiente para los primeros días. Y frota con tu mano, suavemente que no hace falta rascar. 

4) al salir del baño un aceite de masaje o una crema hidratante y a vestir. 

8.- Bilirrubina

Sí, como la canción de Juan Luis Guerra... "me sube la bilirrubina" pues esto les pasa mucho a los bebés que nacen en invierno porque hay menos luz del sol y se ponen amarillos. Si el índice de bilirrubina es bajo no pasa nada, pero si sube mucho puede tener consecuencias más graves. 

¿Y cómo se que le está subiendo? porque verás que tu bebé se pone amarillo, lieteralmente: la cara, el blanco del ojo y las extremidades de color amarillo.

No cuesta nada, acercar la cuna del bebé a una ventana que tenga la claridad de la luz del sol. Sin que los rayos del sol le estén impactando directamente y que duerma allí. Lo que nosotros hemos hecho es que durante dos minutos exactos, las ponemos con el body abierto a tomar el sol en cuerpo y brazos. OJO! dos minutos, que su piel es muy fina y se queman con facilidad.

Y así con mi tercera hija que es de invierno evitamos el susto de ir a urgencias con un bebé amarillo y que tuviera que quedarse ingresada bajo una lámpara especial que ayuda a reducir estos niveles. Con la primera, no sabíamos el truqui de los dos minutos y no nos libramos del susto. 

9.- ¡¡A pasear!!

Los niños desde el primer día tienen que salir a la calle a respirar aire puro y tomar la luz. que no el sol. Así que un rato cada día, hay que salir a la calle, más o menos abrigado en función de la temperatura que haga pero a pasear todo el mundo. 

10.-  A los 7 días de nacer, lleva a tu bebé al pediatra.

A los 7 días más o menos, conviene hacer su primera visita al pediatra para que vea si ha recuperado el peso de nacer y si se está alimentando bien. También comprobará como está evolucionando el bebé y en función de eso, os marcará las pautas de visita para las próximas semanas. 

 Y a partir de aquí CONFÍA EN TU INSITINTO... ¡seguro que lo haces fenomenal!